el hombre de caminar pausado

El hombre de caminar pausado puede llegar dónde se proponga aunque seguro se tomará su tiempo para observar los balcones de las calles, las señoras que pasean perros y los niños que insisten para que les compren golosinas… el hombre de caminar pausado ve las cosas de otra manera… ni buena ni mala, sólo diferente. Parece despistado, pero no lo está.